El BMS

Qué es el Building Management System

Arquitectura del BMS

Un BMS generalmente consta de los siguientes elementos:
  • Sensores
Los sensores son dispositivos que recopilan datos en todo el edificio. Estos datos pueden incluir información sobre temperaturas, humedad o incluso ocupación de las estancias.
  • Controladores
Son como el cerebro del sistema de automatización de edificios. Con base en los datos recopilados de los sensores del sistema, el controlador decide el mejor curso de acción para mantener el edificio funcionando en consonancia con las preferencias que se decidieron cuando se instaló el BMS.
  • Dispositivos de salida
Una vez que los controladores recopilan los datos y deciden los ajustes que deben realizarse, los dispositivos de salida ejecutan los comandos. Estos pueden incluir relés y activadores.
  • Interfaz de usuario
La interfaz de usuario es la forma en que interactúa con el sistema de automatización del edificio al monitorizar los datos reportados y acceder al BMS para cambiar la configuración si se desea. Por lo general, se puede acceder a él de forma remota a través de un dispositivo móvil, como un teléfono inteligente, tableta u ordenador portátil.

Beneficios de BMS

  • Ahorro de energía
Una arquitectura de sistema de gestión de edificios bien diseñada puede generar ahorros de energía de hasta un 30%, así como menores requisitos de mantenimiento. Un BMS permite controlar y monitorizar toda la electricidad utilizada para calentar, enfriar e iluminar un edificio y hacer funcionar sus equipos. Con esta información en tiempo real, se tiene la oportunidad de responder rápidamente a los cambios en la demanda de energía. Además, un BMS puede mejorar la calidad del aire y la comodidad de los empleados, ajustar la humedad y la ventilación, adaptar la iluminación y garantizar el mantenimiento proactivo.
  • Seguridad y protección mejoradas del edificio
Un sistema de seguridad del edificio integrado garantizará que los ocupantes del edificio permanezcan seguros y que su estructura, recursos y activos estén bien protegidos. Un sistema BMS permite el control del tráfico en el edificio, la detección de fuego y humo, reducir el riesgo de actividad delictiva y proteger contra el pirateo informático.
  • Costes operativos reducidos
Al crearse un entorno optimizado, se incrementa la productividad del personal y se reducen los costes de funcionamiento y mantenimiento de su edificio.]]>